Imagen de Mariu

Oración de Reparación y correspondencia por la Redención.

En el camino de Regreso a casa del Padre, una de las prácticas más importantes es la de aprender a Orar en la Divina Voluntad, no se trata de decir o de leer determinadas oraciones o expresiones de Luisa, que tal vez se puedan aprender hasta de memoria, por mas que sean para nosotros modelos en su contenido; ni mucho menos es aprender un método.  Se trata mas bién de un espíritu, que determina una nueva actitud del alma.

Imagen de Mariu

Libro de Cielo

Esta pagina lleva la finalidad de dar a conocer los escritos de Nuestro Señor acerca de su Voluntad, los cuales nos han llegado a través de Luisa Piccarreta (la pequeña hija de la Divina Voluntad).  

Queremos darlos a conocer después de habernos convencido del anhelo de Jesús de que el mundo los conozca y su Voluntad empiece a extender su reino y, ¿cómo lograrlo si no se conocen sus verdades?  

Imagen de Mariu

Carta sobre la prohibición de los Libros

 
“Hija mía buena (escribe Luisa), han sido apenas las primeras gotas del conocimiento del Querer Divino, en comparación con el gran mar que ha manifestado de su Divina Voluntad, y el demonio se ha llenado de tanta rabia que hasta en el Vaticano se ha hecho sentir y ha vencido, hasta hacer que los prohiban (los tres libros publicados), porque si el ”FIAT" Divino será 
conocido, el reino del enemigo se acabará; por éso es su rabia
 
Imagen de Mariu

ORACION PARA REHACER LOS ACTOS

“Hija mía, tú no sabes la razón, pero Yo la sé y ahora te la digo a ti. Mi Humanidad no tuvo reposo, y en mi mismo sueño no tuve tregua, sino que intensamente trabajaba, y esto porque debiendo dar vida a todos y a todo, y rehacer en Mí todo, me convenía trabajar sin interrumpir un instante, y quien debe dar vida debe ser un continuo movimiento y un acto jamás interrumpido, así que Yo estaba en continuo acto de hacer

Otro Video explicitando el mismo tema: 

Imagen de Mariu

Homenaje para Luisa

El 4 de Marzo de 1947, Luisa cumple su anhelo mas profundo al dejar este mundo y participar del Triunfo de la Divina Voluntad.

Recibe amada Luisa este pequeño Homenaje, de los capítulos que nos dibujan tu Gran Misión y ruega por nosotros para que seamos fieles a  este inmerecido Don.

 

Luisa posee (y nos ofrece) un tesoro sumamente precioso en su pobre vasija de barro: en primer lugar, la Pasión de Jesús en ella, y seguidamente el Querer Divino que reina en ella.

Páginas

Suscribirse a Regreso a Casa RSS