Libro sobre Adán Autor Padre Pablo M. Sanguiao

Imagen de Mariu

La realidad histórica de Adán, único cabeza de la humanidad, responsable por sí y por todos de la respuesta a Dios, figura “de Aquel que había de venir”, Jesucristo, es un elemento fundamental en la Revelación cristiana.

En estos escritos se le hace justicia a la verdad acerca de Adán, a su creación, al primer periodo de su vida en estado de “justicia original”, a su caída con todas las consecuencias y su verdadera rehabilitación, contra toda fantasiosa doctrina evolucionista y poligenista.

 

“La Iglesia, interpretando auténticamente el símbolismo del lenguaje bíblico a la luz del Nuevo Testamento y de la Tradición, enseña que nuestros primeros padres Adán y Eva habían sido constituidos en un estado «de santidad y justicia original».

La gracia de la santidad original era una «participación en la vida divina». Todas las dimensiones de la vida del hombre estaban potenciadas por la irradiación de esa gracia.

Si hubiera permanecido en la intimidad divina, el hombre no habría tenido que morir, ni que sufrir.

La armonía interior de la persona humana, la armonía entre el hombre y la mujer, así como la armonía entre la primera pareja y toda la Creación constituía la situación de «justicia original».

El «dominio» del mundo que Dios, desde el principio, había concedido al hombre, se realizaba ante todo en el hombre mismo como dominio de sí. El hombre era íntegro y ordenado en todo su ser, porque estaba libre de la triple concupiscencia que lo hace esclavo de los placeres de los sentidos, de la codicia de los bienes terrenos y de la afirmación de sí contra los imperativos de la razón.” (Catecismo de la Iglesia Católica, nn. 375-377)  

 

http://ladivinavoluntad.org/wp-content/uploads/2016/12/Ad%C3%A1nenlosEscritosdeLuisa.pdf